sábado, marzo 25, 2006

Mi mundo:Guerra...2ª Parte

Mi trono, brillante y reluciente, me encanta sentarme en el, arriba los cuatros candelabros representando mi familia, cierro los ojos y comienzo a relajarme, de vez en cuando pasan personas en frente, algunos primos y tíos. El silencio de mi tranquilidad se rompe por el sonar de la puerta, uno de los guardianes entra corriendo, trae una armadura plateada y su casco en la mano, es alto y de pelo rizado, mi mejor amigo en el mundo real.
-Alguien del territorio oscuro se esta acercando, viene por las colinas….
-Tienen prohibido venir ha donde da la luz…
Doy un salto hacia el piso, cuando caigo, una armadura roja de samurai aparece ha mi alrededor, el guardián me da su espada y salgo de la sala principal hacia las afueras del pueblo, al salir me espera un caballo negro, me mira con nobleza y lo monto, cabalgo lo mas rápido que puedo hasta llegar a la colina, el viento parece oponerse a mi soplando con fuerza, ha lo lejos hay una figura moviéndose, cubierta hasta el cuello de negro, tiene el cabello blanco y parece una mujer.
-¡Tienen prohibido acercarse a la luz!
-Tu dejaste sin rey a mi pueblo…técnicamente tus leyes no son importantes para mi ahora…
-Tú…tú eres Soledad
Me acerco a la mujer, su rostro es blanco y hermoso, pero sus ojos reflejan una tristeza enorme, casi podría llorar al verlos, pero su rostro, su rostro se me hace tan conocido, pero no lo recuerdo, tal vez he olvidado el rostro de la soledad, pero si siempre esta presente…¿Por qué he olvidado como es?
-No has olvidado la soledad, pero has olvidado cosas que me crearon…
-Dímelas…dímelas
-No puedo, ahora déjame llegar al pueblo
La mujer camina casi flotando, llega a mi lado se detiene un segundo y continua caminando…la detengo, ella no debe de ir al pueblo.
-¿Para que quieres llegar al pueblo?
-Soy la soledad y tu me has estado llamando…lo sabes…
La tomo de la mano y la jalo, ella no puede ir ahí, no debe, me va a acompañar a donde esta ese recuerdo, me va a llevar a la bóveda, a mi memoria, y le guste o no, me llevara a mi recuerdo perdido. La noche comienza a caer, pero no hay estrellas, las nubes la cubren, solo la luna de mi mundo da un tenue brillo a la mujer y a mi. Suelto la mano de Soledad, ella sigue caminando a mi lado, con sus ojos fríos y su rostro bello, su cabello moviéndose con el viento, la hermosa soledad, subo al caballo y la cargo para que vaya atrás de mí…tengo que saber que olvide.

Mientras yo me voy alejando del pueblo, una de las princesas de mi mundo de piel morena me observa a lo lejos, toma un caballo blanco, lo monta y se va sin decir nada, su vestido esmeralda y largo se mueve con el viento al igual que su cabello negro, me ayudo hace mucho antes de que mi mundo se creara, es una de las princesas que mas quiero, y ahora va a buscarme, ha de estar preocupada por mi…

3 comentarios:

Carlos DB dijo...

Cuida la "hortographya".

nirvas dijo...

baaaaaaaby?!

el-memo dijo...

muy bueno