lunes, marzo 20, 2006

Mi mundo:Guerra...1ªParte

Me muerdo los labios y cierro mis ojos, me duele todo el cuerpo, escucho gritos, metales chocando y cascos de caballos, el sonido de la guerra…Me trato de levantar sosteniéndome de mi espada, envuelta en sangre al igual que mis manos, mi armadura y mi cara, escupo al piso dejando una mancha roja, solo puedo abrir uno de mis ojos, el otro esta bloqueado por sangre, veo la batalla, como los guardianes son derrotados, como la gente del pueblo es llevada lejos a la oscuridad de la noche…este es mi mundo, ellos no deben de interferir, soy yo el que debe de pelear contra mis problemas, contra miedo, contra obsesión, contra tristeza, contra soledad, soy yo el que debo de combatir
-¡Fuera de aquí!
Levanto las manos, escucho los gritos de enemigos y aliados, en el cielo se levantan pedazos de tierra sobre los cuales están parados mis amigos, ahí es cuando escucho claramente la primera protesta...
-!No! ¡Déjanos ayudarte no puedes solo!
Esa princesa que solía usar lentes me grita, trato de no escucharla, guió las tierras flotando hacia el castillo dorado, rodeo a cada persona con un aura dorada y entran al castillo.
-No puedo dejar que mis problemas los afecten, debo de hacer esto solo, sin ayuda de nadie.
Ahora solo hay silencio, todas las sombras se detienen y me ven a la cara, de entre ellas aparece la que se ha vuelto más poderosa…Soledad, cabello blanco, rostro delicado y hermoso, un vestido negro de mangas largas y con los extremos rotos, sus ojos sin expresión de sentimientos, verla siempre me a causado incomodidad, sus labios rosados y delicados le dan un toque delicado y bello a su ser, sin embargo, es mi enemiga y la causante de gran parte de mi dolor actual.
-¿Crees que salvándolos de nosotros lograras algo?
-Al menos por este momento si…pero nada los salvara a ustedes de mi.
Suelto mi espada, de repente, mi cuerpo se calienta, siento que comienzo a ver todo desde afuera, como si dejara de tomar parte de la acción, como si fuera un espectador, levanto mis manos otra vez, el castillo dorado desaparece elevándose al cielo y perdiéndose entre las nubes que aumentan rápidamente, una lluvia torrencial comienza, mi armadura se evapora como simple agua, mis ojos se vuelven negros…mis manos, ya no son manos…son garras, pelo negro cubre mi cuerpo, me convierto en un bestia que se deja dominar por la ira…
-Dejándote llevar por tu enojo solo nos das la victoria…
Ataco gruñendo, pierdo el control, ya no se quien soy o por que estoy haciendo esto solo ataco a esas sombras que están enfrente de mi, Soledad solo sopla y me arroja metros lejos de ellos, caigo al suelo, una pata enorme y negra me aplasta es un dragón negro que va acercando su escamoso rostro al mió, su pata duele como el demonio, cierro los ojos y vuelvo a la normalidad, sin embargo el dragón se ha hecho mas fuerte, el es Ira…y me consumirá, no se como vencerlo…debo de recordar como empezó esto, debo de poder ganarle…

1 comentario:

el nirvas (D.R.) dijo...

chikitibum bombita...chikitibum bombita...eduardo echale ganitas.....jajaja que pedo con eso!!!! bueno man, a ver como empezo todo??? quiero saberlo!!!..

sobres